7 años atrás
1753 Visitas
0 0

FASIC: promoviendo el respeto y cooperación de los Derechos Humanos

Escrito por

Las diversas demandas sociales, sexuales, religiosas, étnicas y en menor medida migratorias, hacen que hoy exista un escenario transversal y heterogéneo de instituciones de la sociedad civil que representan y hacen participes en sus demandas y necesidades no satisfechas a sus actores centrales y locales.

Autor: Max Iriarte

En nuestros días es muy común escuchar hablar de respeto, solidaridad, igualdad, libertad y Derechos Humanos, principalmente de grupos que han ascendido y representan a un determinado grupo de personas excluidas y sin oportunidades dentro de una sociedad cada vez más desigual y fragmentada como la chilena.

Bajo esa lógica, la Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas, FASIC, institución de carácter ecuménico, fundada el 1º de abril de 1975. Operó como un programa de la Corporación Metodista de Chile hasta febrero de 1991, en razón de la imposibilidad de obtener personalidad jurídica durante el régimen dictatorial. Desde entonces y hasta la fecha, opera legalmente como una Fundación de derecho privado, sin fines de lucro, con personalidad jurídica otorgada por Decreto del Ministerio de Justicia Nº 209 – 91.

Dentro de sus primeras actividades, se presenta la tarea con el Programa Nacional de atención legal y social a presos políticos de la dictadura que finaliza en marzo de 1994. Entre mayo de 1976 y marzo de 1990 se constituye como la agencia operativa del Programa de Reunificación Familiar del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y en marzo de 1977 crea el Programa de Atención a Víctimas de la Tortura, vigente a la fecha.

En el año 1990, se redefinen los objetivos institucionales con el fin de dar respuesta a nuevos desafíos en el campo de los D.D.H.H. Por una parte, se continuó con la tarea de velar por el respeto de los derechos civiles, y por otra, profundiza acciones destinadas a la promoción de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales en sectores discriminados y vulnerables, entre los que se destacan los Programas de Prevención de la Violencia y Resolución de Conflictos, Migración, Género y Ciudadanía.

Desde sus inicios ha mantenido vínculos de cooperación y financiamiento con agencias europeas y norteamericanas, así como con organismos internacionales: ACNUR, Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas, Banco Interamericano de Desarrollo, a través de CINDE. Desde el año 2007 integra ACT Alianza, compuesta por 125 iglesias y organizaciones ecuménicas que trabajan juntas en asistencia humanitaria y desarrollo. Entre los años 2010 y 2011, FASIC canalizó y administró US$ 1.600.000 destinados a prestar asistencia a las víctimas del terremoto y tsunami que asoló al país en 2010. Además, fue parte del comité coordinador de las organizaciones chilenas que asumieron la tarea de implementar dicha asistencia.

Derechos de Migrantes y Refugiados

En la actualidad, FASIC ha desarrollado diversos proyectos y programas que van en colaboración de los D.D.H.H., donde estas acciones se universalizan y se transforman en una meta programática que incluye los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de las personas. Hoy se está realizando el proyecto de Fortalecimiento de los Mecanismos de Protección de los Derechos de Migrantes y Refugiados en nuestro país, adjudicado a través del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH) de la Unión Europea.

Para efectos de esta iniciativa, se busca promover instancias de tolerancia e inclusión de personas migrantes residentes en Chile con riesgo social, donde se aplicarán herramientas asociadas a la capacitación e inducción ciudadana, junto con el monitoreo de instrumentos legales acerca de la migración y los refugiados en nuestro país. Este proyecto que cuenta con una duración de dos años (18 meses), permitirá a un grupo multidisciplinario de profesionales, encabezados por Claudio González Urbina, Secretario Ejecutivo de FASIC, diseñar, implementar y evaluar el desarrollo e impacto de los refugiados y solicitantes de asilo en nuestro país, promoviendo instancias de tolerancia, respeto y no discriminación.

Según un integrante de este equipo de investigación, la idea de encabezar tres etapas en este proyecto, busca complementar y colaborar las temáticas que hoy en día están poco abordadas y desarrolladas por actores centrales. Junto con ello, se quiere permitir que la sensibilización de los instrumentos para la población refugiada y solicitante de asilo sea un parámetro interesante y decidor al momento de visualizar los instrumentos legales y normativos que sitúan a la migración en Chile.

Se puede destacar que en estos dieciocho meses que durará el proyecto, se fortalecerá la idea de posicionar el tema migratorio, específicamente para refugiados y solicitantes de asilo. Además, se trabajará sobre cómo las herramientas normativas, sociales, e institucionales pueden ser un instrumento y motor para promover, fortalecer y conocer los derechos de la comunidad extranjera residente en nuestro país, constituyendo a Chile como “un país de acogida”.

Etiquetas de la entrada:
Categorías de la entrada:
Migración · Refugiados
http://mut.cl

Jefe de Contenidos de Revista Sur. Periodista y Magíster en Ciencias Políticas de la Universidad de Chile.

Dejar Comentario

Inicio