3 semanas atrás
349 Visitas
4 0

CON VOZ PROPIA: SOBRE LA PRIMERA CONFERENCIA NACIONAL DE INMIGRANTES

Escrito por

Durante los pasados sábado 21 y domingo 22 de octubre, llevamos adelante, como Coordinadora Nacional de Inmigrantes y otras organizaciones, la 1ª Conferencia Nacional de Migrantes en Chile. El encuentro nos permitió a través de las ponencias, los grupos de discusión y las intervenciones artísticas y culturales, releer nuestra propia situación en el país, analizando para el periodo que viene, como seguimos construyendo un Chile donde el racismo y la explotación sobre la población migrante sean eliminados.

Por la Conferencia Nacional, desarrollada en Santiago, pasaron más de 400 personas y representantes de más de 50 organizaciones comunitarias, sindicales, políticas y culturales, especialmente importante las organizaciones que acudieron a la Conferencia Nacional desde otras regiones del país. El esfuerzo de las personas y colectivos migrantes que forman parte de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes durante los largos días de preparación y la propia Conferencia Nacional, nos permite ver que con la solidaridad de las organizaciones chilenas podemos avanzar en la consecución de la tan ansiada Reforma Migratoria que nos permita no solo tener una nueva ley migratoria, sino también una nueva forma de entender la migración a través de la generación de políticas públicas y una regularización para los compañeros y compañeras migrantes que fruto de la inoperancia de la actual ley y las políticas discriminatorias han caído en la irregularidad.

Durante la Conferencia Nacional vimos algunos de los temas de contingencia respecto a la migración y la situación de la población migrante en Chile, así como también nos dio la posibilidad de conocer más acerca de la experiencia de nuestra hermana Red de Líderes Migrantes de Argentina. La lucha contra la discriminación institucional y la relevancia de la mujer en el proceso de migración, problematizando las diferentes discriminaciones entrelazadas que sufre por ser mujer, migrante y trabajadora enlazó los dos días de debates y ponencias. Por otra parte, la importancia de destacar las raíces de Chile como indígenas, mestizas y negras, negada para validar los mecanismos de dominación económica, política y social, nos permite ver un país donde la población migrante podemos hermanarnos con aquellos que también sufren la exclusión. En esta línea, la Conferencia Nacional nos deja la conclusión de la necesidad de avanzar unidos y solidarios con el pueblo chileno como en el caso de las marchas contra las AFP. Sumado a esto, la lucha por los derechos económicos, sociales y culturales ante las dificultades para acceder a vivienda, salud y educación de la población migrante, especialmente enriquecedora la experiencia de las compañeras de Antofagasta, nos muestra que unidos podemos conseguir un país para todos y todas. A las puertas de las elecciones presidenciales, las conclusiones de la Conferencia Nacional deben servir para emplazar a los diferentes candidatos y candidatas en cuanto al cese de la estigmatización, emplazándolos a recoger nuestras propias demandas. Sin embargo, y más allá del propio espacio de la Conferencia Nacional, cuyos resultados serán publicados en un documento final incluyendo ponencias, conclusiones de las mesas de debate e intervenciones artísticas y culturales, es importante destacar un punto de las conclusiones.

En el transcurso de la preparación de la Conferencia Nacional y en los dos días que se desarrolló nos planteábamos cómo debía ser la relación entre nosotros y nosotras como migrantes con la población chilena y sus organizaciones, cómo podemos encontrarnos con aquellos y aquellas que consideran la migración como un derecho, que solidarizan con la población migrante en el país y con los que compartimos posiciones dentro del complejo movimiento por los derechos de los migrante en Chile. Entre las conclusiones, y éste es uno de los aspectos que quizá nos separa tanto de las ONG como de otras articulaciones nacionales de organizaciones que trabajan sobre la migración, planteamos la necesidad de mantener un espacio propio, formado únicamente por población migrante donde podamos autoformarnos, escucharnos, vincularnos así al movimiento social chileno, entendiendo que nuestros problemas no están separados de los sectores excluidos del país. Sin embargo, no queremos decir que la población chilena no debe formar parte del movimiento por los derechos de los migrantes, sin duda su aporte es fundamental, pero entendemos que de la misma forma que el movimiento feminista debe estar encabezado por mujeres y nosotros como hombres formar parte del movimiento en un rol secundario basado en la solidaridad, el respeto y la educación a otros hombres, el movimiento de migrantes debe estar encabezado por migrantes.

Encontrémonos, en principio, nacionales y migrantes en sindicatos, organizaciones estudiantiles, comunitarias, barriales, juntas de vecinos y todas aquellas expresiones organizativas populares de Chile, pero a nosotros, como inmigrantes, nos corresponde formar nuestras propias organizaciones, representarnos a nosotros mismos, tener voz propia. Todo ello necesario para, entre otras cosas, cumplir las tareas y desafíos que se han derivado de la Conferencia, responsabilidad que gustosos asumimos.

Categorías de la entrada:
Migración

Alberto Alonso, Alfonso González y Héctor Pujols son parte de la reciente emigración española que ha causado la crisis económica en España. Viven y trabajan en Santiago de Chile, y forman parte de la candidatura “Recuperemos el CRE”.

Dejar Comentario

Inicio