7 meses atrás
499 Visitas

Alejandra Azcárate en Chile: “¿POR QUÉ NOS TENEMOS QUE QUEDAR CALLADAS SI TENEMOS EL DERECHO A DECIR LO QUE PENSAMOS Y SENTIMOS CON TOTAL LIBERTAD?”

Escrito por

Alejandra Azcárate es una reconocida actriz, locutora, modelo y comediante colombiana que tuvo un gran éxito en el Festival de Viña 2018 en Chile, cuyo público es catalogado como un mounstro que decide quién se lleva los galardones y quién no. Ella triunfó y ganó las Gaviotas de Plata y de Oro.

A raíz de su gran éxito ha vuelto a Chile en varias oportunidades. Esta vez pudimos ver su stand up comedy completo en el Teatro Normandie que duró dos horas y con la cronología del texto original, porque la versión para el festival fue de 40 minutos. Como siempre estaba de punta en blanco y con su sarcasmo que la caracteriza se preparó y pidió al público que no grabara, no tomara fotos y que cuando aplaudieran lo hicieran al unísono para que no la desconcentraran.

Al terminar el stand up, todo el público la ovacionó de pie. Durante todo el show hubo muchas risas. Al final ella sentadita como niña buena esperó a que se tomaran fotos con ella y cruzaran un par de palabras. Yo esperé hasta el final para hacerle la entrevista que aquí les dejo:

Estuviste en el Festival de Viña del Mar con gran éxito. ¿Tú crees que marcó un antes y un después en tu carrera?

No sé si en mi carrera, es indiscutible que fue un momento muy importante en mi vida y una gratificación a título personal. Desde el plano íntimo fue un gran ejercicio para vencer el miedo y eso es algo que le agradeceré muchísimo a ese escenario.

¿Cómo hacer un humor blanco, por llamarlo de alguna manera, y que no sea grosero ni vulgar y universal?

Es que yo pienso que uno como actriz escoge el género de la comedia. También elige qué tipo de risa busca: por ejemplo una risa un poco facilista a través del garabato y la mala palabra, lo cual a mí no me gusta y no estoy de acuerdo. Yo creo que uno puede generar un efecto de humor reflexivo que es a lo que yo aposté y soy muy cuidadosa con el lenguaje, desde la escritura, la gramática, todo, hasta la expresión también. Primero, no me gusta caer como en esas palabras soeces que me parecen innecesarias, y segundo, creo que cuando uno logra como producir ese efecto de identificación colectiva, la risa viene de manera natural, no importando el origen, la nacionalidad; es un tema de retratar la cruda realidad de lo que somos los seres humanos en el plano emocional. Entonces fíjate que más allá de 4 o 5 modismos que de repente sean colombianos, el resto se entiende perfecto y la actuación misma hace que la gente no se sienta excluida y eso me ha permitido ir a muchos países.

¿Cómo haces tú que eres una mujer tan bella físicamente que las personas dejen de lado un poco ese aspecto de modelo y se concentren en tu rutina de stand up comedy?

Nunca me han contratado por algo o me han dado una oportunidad por tener un físico bonito. Creo que soy una mujer agradable y tener una presencia escénica que es imponente juega a mi favor, pero en el momento en que yo estoy ahí, soy una mujer más que está narrando la realidad de las mujeres desde su perspectiva, entonces la gente puede que al principio, sobre todo las mujeres se fijen en el vestido, en los accesorios, en cómo se mueve, en ese tipo de cosas femeninas, pero el mismo cuento las va llevando internamente a una historia que trasciende esa primera fachada. Entonces yo creo que eso termina siendo muy interesante también.

¿Cómo y cuándo decidiste hacer humor?

Pues yo no lo decidí y tampoco escogí el humor sino que él me escogió a mí, porque cuando yo escribí el guion pensé que el texto era como muy dramático y muy trágico con respecto a lo que yo estaba diciendo en las relaciones de pareja y al principio arranqué a hacerlo y la gente se reía naturalmente, es decir, la misma obra me fue indicando el camino de la sátira, del sarcasmo de cómo yo transmitía el mensaje que generaba una gracia muy genuina en la fuente. Por eso digo, que desde que estudié actuación nunca vi la comedia como una fortaleza y se terminó convirtiendo en la ramificación de la actuación que me ha dado la posibilidad de subirme a tantos escenarios.

¿Crees tú que esta rutina que estás haciendo se contradice con el movimiento feminista actual?

Es que yo no sigo ninguna corriente extremista. De hecho me aterra casarse uno en la vida con ideas fijas porque creo que la vida está sujeta al cambio y no hay nada más interesante que cambiar de opinión. Hoy en día yo no pienso lo mismo que hace 10 años cuando comencé hacer el monólogo. Si pensara lo mismo no lo hubiera podido alimentar ni modificar ni yo hubiera trascendido como ser humano, entonces respeto mucho la gente que se va por ciertas corrientes pero lo que digo yo, esto no se trata de hacer sobre el escenario una defensa o un ataque. O sea, cuando uno necesita una defensa es porque somos culpables de algo y las mujeres no somos culpables de nada, entonces no necesitamos que alguien nos defienda. Necesitamos de gente que nos represente, es distinto, entonces yo siento que represento la voz femenina más no sigo la corriente feminista, tampoco es que apoyo el machismo. Creo que soy una mujer realista que habla desde el punto genuino del género femenino.

¿Te ha tocado vivir en otro país como migrante?

Yo viví en Estados Unidos 4 años en Boston mientras estudié en la Universidad, de resto siempre he vivido en Colombia, ahora me he estado moviendo más a México por temas de trabajo que estoy en un canal que se llama E! Entertainment Televison en un programa que se llama “Hay que ver para querer” que aquí lo dan y afortunadamente gracias al público de Chile nos ha ido muy bien en audiencia, pero siempre mi base ha sido Colombia y me encanta estar ahí.

¿Y qué opinas de la migración, justamente ahora con lo del Pacto Mundial de Migración impulsado por la ONU?

Yo siempre he estado a favor desde el punto de vista de la generosidad que un país se convierta en el hogar de otros que vienen de distintos lugares. Con lo que no estoy de acuerdo es que lleguen a los países a no hacer nada, eso es distinto, porque si un lugar te está abrigando, entonces mimetízate un poco con la sociedad, busca tus oportunidades adáptate que se te está dando el chance (oportunidad), pero llegar a acomodarse es lo que finalmente les molesta a los países en general.

¿Qué mensaje te gustaría enviarle a la gente?

Pues es que eso me parece un poco pretencioso adoctrinar o dar consejo a las personas. Yo simplemente vengo hacer mi trabajo y el que lo quiera tomar y asimilarlo desde el punto de vista de una reflexión, grandioso, porque ese finalmente es el propósito que tiene todo el texto mucho más allá de la risa y en países como los nuestros que son conservadores, un poco chapados a la antigua, un poco pacatos, creo que de alguna manera, el ser mujer y rebelar lo que pensamos las mujeres muchas veces en silencio también hace que nos despertemos y digamos ¿pero por qué nos tenemos que quedar calladas? si tenemos el derecho a decir lo que pensamos y sentimos con total libertad.

Agradecimiento:

IG @prensavenezolana.cl

IG @Iguana Producciones Chile

Etiquetas de la entrada:
·
Categorías de la entrada:
Cultura

Nació en la capital musical de Venezuela, en el seno de una familia chilena. Hoy en día se considera ciudadana del mundo. Una mezcla física y psicológica de estos dos países que históricamente han tenido vínculos. Estudió periodismo, lingüística y gerencia de la comunicación, sin dejar a un lado sus grandes pasiones como el teatro, el canto, el baile, el modelaje y por supuesto, la locución y el doblaje. Ha realizado trabajos en diferentes medios de comunicación social aprendiendo lo mejor de cada área. Cree que lo primero son las personas antes que otra cosa. Actualmente co-conduce el programa radial Chile a todo color y realiza doblajes en DINT.

Dejar Comentario