7 años atrás
2073 Visitas

WARMIPURA: ENTRE MUJERES

Escrito por

La inmigración en Chile ha aumentado año a año, con la constante de ser mujeres quienes componen principalmente este segmento de la población. Divididas entre sus trabajos, sus hijos, su lucha por ser integradas y no discriminadas por sus nacionalidades, por su género, conocimos a una organización que toma las riendas de estas necesidades y se desarrolla en el camino que las conduzca a una mejor calidad de vida.

Autor: Juan Lizama

Como hermanos latinoamericanos, fuimos recibidos con calidez por Carmen Sarzoza, Delia Curahua y William Segura, fundadores de la Organización de Mujeres Inmigrantes Warmipura –término quechua que significa “entre mujeres”-. Nos cuentan que entre otros temas que conducen a la organización, uno muy importante es la necesidad de que “la comunidad inmigrante debe ejercer ciudadanía para generar una corriente de opinión”, tarea de gran trascendencia que explica los lineamientos de su actividad.

“Inicialmente el trabajo con mujeres fue significativo, el tema de género”, comenta Carmen. Sin duda el gran contingente femenino que compone la población inmigrante hace que la búsqueda de organización tenga como protagonistas a las cientos de mujeres que se desarrollan en el país. Desde este punto de vista y a partir de su propia experiencia organizativa en el Perú, Carmen y William tuvieron la altura de comprender las dificultades de la asimilación de una nueva cultura, generando a través de esta plataforma un trabajo social y político de búsqueda de satisfacción de necesidades.

Debido a esto, hacia el año 2006 ya daban cuenta de dos problemas evidentes: una automarginación de los inmigrantes y un encuentro con una población migrante mayor a la imaginada, conociendo particularmente las experiencias de hacinamiento en cités del centro de la capital.

A finales del mismo año y con Delia ya incluida en el grupo, fue necesario generar una “organización para trabajar en forma conjunta para cambiar la visión sobre la migración”, comenta Carmen. En este marco, un 25 de noviembre de 2006 nace formalmente Warmipura de la manos de sus tres integrantes fundadores.

Ya el 2007 y con más seguridad se trabajó en torno al tema del hacinamiento y el del mercado negro detrás del arriendo de casas para inmigrantes. Aquí comienza una dinámica de darse a conocer, visibilizar a la organización. Se pudieron articular con ONG`s tales como el Servicio Jesuita Migrante, Fondo Alquimia (apoyo constante hasta hoy) y ECO (hasta el presente).

Para William el sello de Warmipura es “fomentar la organización y participación de los migrantes, abordando el tema de la migración desde los derechos humanos e integrando la temática de género”. Poseen una estructura horizontal, sin importar cargos o profesiones, con la convicción de que los problemas sociales se resuelven en forma comunitaria. De esta forma la organización se ha posicionado frente a las mujeres y sus necesidades, potenciando desde la propia organización las habilidades de las mujeres como líderes y en la adopción de roles dentro de Warmipura, que puede ser entendida, por tanto, como una herramienta para las inmigrantes, un espacio de debate, de conversación.

Desde entonces, se han realizado capacitaciones en ámbitos laborales, conversatorios que permitan hacer un análisis de la situación inmigrante en el país cada cierto tiempo, una red que es cada día más fuerte, etc., transformado a esta organización en una de las líderes y más representativas de las comunidades inmigrantes de mujeres del Perú, Ecuador y Colombia. Si bien a sus creadores no les gusta la idea de “representar” a las comunidades o sus intereses, ya que muchas veces otros actores se hacen llamar los “representantes” de los inmigrantes solo para satisfacer sus intereses personales, sí podemos afirmar que se han posicionado de tal forma de ser, en lo básico, un referente de organización para el resto de los ciudadanos inmigrantes residentes en Chile.

Sus proyecciones para el 2013 incorporan: potenciar la red de organizaciones que le de respaldo a “la corriente” que Warmipura intenta crear; promover y fomentar a las organizaciones de inmigrantes; insertar trabajo con la perspectiva de género y gestionar recursos para la organización, junto con un espacio que les permita realizar sus actividades con mayor fluidez.

Etiquetas de la entrada:
·
Categorías de la entrada:
Cultura

Editor Revista Sur. Periodista y Magíster en Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.

Dejar Comentario