6 años atrás
2694 Visitas

Garantías estatales y visación en Chile

Escrito por

Un enfoque de Derecho en las políticas públicas considera al Estado “sujeto de obligaciones”, por cuanto debe proporcionar los estándares mínimos en relación a los derechos sociales y económicos. En otras palabras, si un grupo de personas no puede ejercer debidamente el derecho al trabajo, la educación o la alimentación, será obligación del Estado hacer efectivo estos estándares mínimos de los derechos. Bajo este enfoque el Estado debe “proporcionar leyes, marcos regulatorios, programas y políticas que fortalecerán la capacidad de los hogares para mejorar los riesgos y mejorar su estándar de vida” (Artiagas, 2005). La no realización de estos derechos “mínimos” significaría un síntoma de injusticia social y exclusión social.

Desde el enfoque de derecho los ciudadanos son “titulares de derecho” asumiendo que el primer paso para otorgar poder a los segmentos más excluidos es reconociendo que son titulares de derecho. “Al introducir este concepto se procura cambiar la lógica de los procesos de elaboración de políticas, para que el punto de partida no sea la existencia de personas con necesidades que deben ser asistidas, sino sujetos con derechos a demandar determinadas prestaciones y conductas […] Los derechos demandan obligaciones y las obligaciones requieren de exigibilidad y cumplimiento” (Abramovich, 2004). En efecto, el enfoque de derecho es en primera instancia, una guía que orienta el trabajo de los Estados por cuento debe hacer efectivos los derechos más básicos, garantizando a los ciudadanos los estándares mínimos y potenciando el cumplimento de estos derechos; de allí que se asume un rol activo del Estado en materia de protección social, como el ente que garantice estos derechos. La protección social desde el enfoque de derechos es una responsabilidad básica de los Estados.

En específico una política migratoria con enfoque de derecho propone un Estado activo, que tenga la capacidad de regular el fenómeno. Cuantificar y calificar la situación de los inmigrantes en Chile,  con el objetivo de lograr su integración.

Es el Ministerio del Interior el encargado de la cuantificación nacional de extranjeros, así como también de aplicar y velar por el cumplimiento de la política de inmigración. El Departamento de Extranjería es el encargado de las modalidades administrativas  para otorgar los permisos para residir en el territorio nacional. A continuación se describen de acuerdo a lo establecido en la legislación cuáles son y cómo se puede acceder a ellos.

[toggle title=»Temporaria»]La visa de residencia temporaria se otorga a aquellos extranjeros que acrediten tener vínculos de familia en Chile o intereses que acrediten que la residencia se estima útil o convenienteY Visa temporaria  para países con Acuerdo Tratado Mercosur, cuales son: Bolivia, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.[1][/toggle]

[toggle title=»Sujeta a Contrato»]La visa sujeta a contrato se les otorga a los ciudadanos extranjeros que viajan a Chile con el objeto de dar cumplimiento a un contrato de trabajo. Visa de carácter titular para quienes tengan el propósito de radicarse en el país durante un periodo determinado de tiempo cuyo objetivo la realización de un trabajo. Visa de residencia sujeta contrato de carácter dependiente al cónyuge, padre e hijos de ambos o de uno de ellos, siempre que vivan a expensas (certificado) del titular. Estos no pueden realizar actividades remuneradas en nuestro país.Para los extranjeros que soliciten esta visa y mientras se realiza el tramite pueden solicitar el permiso de trabajo, cuyo arancel varía según la nacionalidad.

Sujeta a Contrato Titular

  • Fotocopia Pasaporte
  • Fotocopia tarjeta de turismo
  • 3 fotografías tamaño carnet con nombres y apellidos completos.
  • Clausulas del contrajo de trabajo.
  • Certificado de Antecedentes debidamente legalizado ciudadanos de Perú, Colombia y República Dominicana. [/toggle]

 Fuente: elaboración propia en base a la información sitio web: www.extranjería.gov.cl

 Permanencias Definitivas

 La permanencia definitiva es el permiso otorgado para residir indefinidamente en el país y poder desarrollar cualquier actividad licita en nuestro territorio. Los extranjeros que pueden solicitar esta visa son aquellos que tengan vigente una visa de residencia y que no hayan permanecido más de 180 fuera del país, durante el último año de visación.

  • En el caso de las visas temporarias, estas tienen que ser de una permanencia de un año.
  • En tanto para las visas sujeta a contrato, tienen que tener una permanencia de dos años para poder optar a la permanencia definitiva.

Estos permisos son otorgados a individuos que tienen facultad para residir en Chile de manera indefinida, y que pueden desarrollar cualquier actividad licita en el país.

Los requisitos para acceder a éste beneficio difieren según qué tipo de Visa se posea:

– Si por un lado el extranjero tiene una Visa de Residente, se exige no haber permanecido fuera del país más de 180 días para el último en visación.

– Quienes tengan Visa sujeta a Contrato, se exigirá que el individuo posea dicho permiso hace al menos dos años.

– Para las Visas Temporararias, se solicita que el postulante tenga una permanencia en Chile de al menos un año.

– Estudiantes visados por dicha razón, y que deseen acceder al Permiso Definitivo deberán acreditar dos años de permanencia en el país, y haber obtenido el título de enseñanza media de Chile.


[1]

Categorías de la entrada:
Columnas

Diplomado Políticas Públicas Pontificia Universidad Católica

Dejar Comentario