6 años atrás
1126 Visitas

Con bailes, música y seminario Santiago celebró el Día del Migrante

Escrito por

Gracias a que la Asamblea General de las Naciones Unidas lo proclamó, todos los 18 de diciembre se celebra el Día Internacional del Migrante. Con ese marco, el pasado miércoles en todo el mundo se recordó a las millones de personas que viven fuera de sus países de origen. Santiago no fue la excepción.

Si el último censo estipuló que en Chile viven 338.757 extranjeros (2,4 % de la población nacional), en la comuna de Santiago viven 38.737 personas, lo que corresponde a un 12,5% de su población total.

Ante esta constatación la Municipalidad de Santiago organizó el Seminario Migración y Derechos Humanos, en el cual la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá expresó que esta nueva realidad constituye un desafío a nivel nacional y local. Por ello informó que en su administración se creó la Oficina de Migrantes, cuyo objetivo es “tratar de fortalecer la convivencia y la experiencia positiva y enriquecedora que es para el resto de la comuna contar con vecinos de otras culturas”.

La jefa comunal informó que, por ejemplo, en Santiago el 30% de los alumnos matriculados en la educación municipal son extranjeros o hijos de extranjeros, lo que depara un desafío en ámbitos como los planes y programas. También reconoció que hay diferencias y conflictos, los que pudo evidenciar cuando niños de la comuna, en el Cabildo de la Infancia, consideraron como el derecho más importante el del “respeto y no discriminación”. Por lo mismo, instó a “ver la experiencia de otros países que ya han recorrido el camino, que han innovado y han aprendido a incluir este tema en la agenda local y nacional porque la nuestra es una comunidad multicultural”.

En el Seminario, que se realizó en el GAM, participaron importantes ponencistas, como Eduardo Vio, juez de la Corte Interamericana en DDHH; Jorge Martínez de CEPAL, Kristen Maria Schapira de la OIT o el alcalde de Independencia, Gonzalo Durán, entre otros. Ellos asistieron a tres mesas: “DDHH y Movimientos Migratorios en América Latina”; “Migración y DDHH en Chile” y “Gobierno Local: Experiencias de Integración y Respeto de los DDHH de las Personas Migrantes”, donde se pudo reflexionar sobre los desafíos de la presencia cada vez mayor de extranjeros en el país.

Por ejemplo, el ex canciller Juan Gabriel Valdés expresó que “nuestro país está por detrás de los acontecimientos, pues tiende a ser isla y a considerar, muchas veces, lo diverso como una amenaza”. Por lo mismo, sostuvo que “necesitamos incluir este tema en las políticas, tal como debemos incluir a los pueblos originarios y darles el lugar que se merecen”.

Celebración en el corazón de Santiago

 

Al caer la tarde, la Plaza de Armas fue el escenario de la expresión de la multiculturalidad que se está apreciando de manera creciente en Chile. La Dirección de Desarrollo Comunitario, DIDECO, organizó una fiesta de música y baile y además reconoció cómo desde sus orígenes Santiago ha acogido a personas de distintas latitudes. Es decir, habitamos un mismo espacio y territorio, pero también compartimos e intercambiamos costumbres, delicias gastronómicas, palabras y expresiones que se van haciendo cada día más universales.

El espectáculo fue disfrutado por transeúntes, invitados de distintas delegaciones diplomáticas, directivos del municipio y por los concejales Loreto Schnake y Pedro García. Todos escucharon los temas de raíz folclórica latinoamericana interpretados por Lucía Vivanco, para luego, apreciar el espectáculo de Leones Chinos, o la danza oriental del Ballet “Azal el Bannat”, a cargo de la maestra Teresa Saba Majluf, hija de inmigrantes palestinos.

En medio del acto, el director de DIDECO, Andrés Toro, a nombre del municipio reveló que para esta administración son muy importantes los migrantes. Por ese motivo, explicó que es “muy relevante crear políticas y programas de intercambio cultural que nos hagan reconocer nuestras diferencias, pero también que posibiliten enriquecer a esta comuna, a esta ciudad, a este país, de las culturas que vienen desde el extranjero. Nosotros en Santiago somos todos –puntualizó-. Asimismo consideró que este tipo de expresiones culturales y de conversaciones cotidianas con los vecinos extranjeros también se deben generar en los barrios.

A medida que fue avanzando el espectáculo más público se agolpó a apreciar la música y bailes de Ecuador, Colombia, Brasil, Perú o el merengue y la bachata de los representantes de República Dominicana o de Puerto Rico. Gracias a esos ritmos, la Plaza de Armas se convirtió en una verdadera pista de baile, en la que más de dos mil personas celebraron.

Así culminó el Día Internacional del Migrante en el que el principal valor que se quiso rescatar es que las manifestaciones culturales de distinto origen, sin duda alguna, enriquecen nuestro patrimonio cultural.

Categorías de la entrada:
Cultura · Migración
http://www.revistasur.cl

Agregar información biografica sobre la revista

Dejar Comentario