3 años atrás
5624 Visitas
5 0

La importancia de las ONG´s en un mundo deslegitimado

Escrito por

El año 2015 fue un año bastante particular desde el punto de vista social en Chile. Si bien se demostró un posicionamiento activo de la participación ciudadana (lo que no se traduce en cambios sustanciales de demandas sectoriales), se contrasta con una fuerte crisis de representación de la política tradicional (llámese crisis partidista tradicional)[1]. A esto también sumamos bullados casos de corrupción y evasión de impuestos[2], o como los últimos sucesos de grandes cadenas que afectan con sus prácticas a insumos básicos para la sociedad como se reflejan en el caso de las farmacias, los pollos y los productos de supermercados.

Dado este escenario para nada alentador, sumado a las bajas expectativas que hay para el crecimiento económico de nuestro país, podemos señalar que ante tantas malas noticias y situaciones que se van descubriendo día a día, la sociedad tiene en su poder la manera de realizar cambios y proponer acciones dirigidas a satisfacer sus necesidades esenciales. Para ello, es necesario el conocimiento, el desarrollo y la refundación de los Organismos No Gubernamentales (ONG´s).

Para adentrarnos, brevemente, en la contextualización de una ONG, podemos señalar que es una entidad de iniciativa social y fines humanitarios, que son independientes de la acción gubernamental y no poseen un afán lucrativo. Ahora bien, Bontems define a una ONG´s como una agrupación de particulares, constituidas con el fin de realizar un objetivo sin fines lucrativos, teniendo reconocimiento de autoridades gubernamentales en su accionar[3].

Estás ONG´s son organismos de la Sociedad Civil que realizan sus desempeños en diferentes áreas.
Su identidad se relaciona preferentemente con aquellas organizaciones que buscan la transformación social  y la mejoría de las condiciones de vida de las personas en sus diferentes ámbitos. Las ONG´s de desarrollo son las más visibles e incluye tanto a las organizaciones internacionales y locales y a aquellas que trabajan en el sector de emergencias humanitarias. Muchas de ellas están asociadas con la ayuda internacional y la donación voluntaria, otras, con severas dificultades hoy, realizan sus acciones humanitarias tratando de generar sus propios ingresos tales como la comercialización de artesanías y el cobro de sus servicios especializados, entre otros.

Una distinción especial resalta a aquellos integrantes y  protagonistas que realizansus acciones de manera voluntaria, sólo por el hecho de poder manifestarse y actuar en torno a temas de su mayor interés. Su gratificación la proporcionan los logros de sus propósitos sociales.

Por su accionar específico en los espacios sociales que sus definiciones adoptan y por carecer de las trabas burocráticas, pueden abordar rápidamente sus iniciativas en esas áreas de sus intereses, proponiendo, convocando, planificando y orientando sus afanes con gran libertad. Tomar las iniciativas requeridas que sectores sociales pudiesen estar viviendode manera anticipada y con mayor libertad respecto de aquellos organismos o instituciones de los propios estados.

Sus acciones operativas ser orientan a lograr cambios en pequeña escala directamente a través de proyectos fácilmente realizables y medibles que proporcionen las experiencias que puedan ser aceptadas y asumidas por organismos públicos para su mejor resultado. Buscan lograr cambios sociales a gran escala, señalando los hechos previamente estudiados e intentando influir en los sistemas políticos. Sus esfuerzos máximos están orientados a crear conciencia, aceptación y conocimiento por medio de sucesivos estudios, análisis y trabajos hacia los medios de comunicación, como medios de difusión y de observación ciudadana.

En nuestro país y por el propio accionar de innumerables ONG´s, durante el período de la dictadura y posteriormente en el devenir de estos años, estas acciones han realizado un evidente trabajo en áreas sociales muy susceptibles.Sectores sociales determinados como por ejemplo los correspondientes a las organizaciones que se manifestaron públicamente en rechazo a los horrores cometidos durante la dictadura y su participación en las iniciativas para derrocarla (décadas de los ´70 y ´80); la puesta en evidencia de los principales grupos de riesgo que se identificaban como factibles de contraer más fácilmente el virus del Sida (década de los ´90); las primeras acciones de demanda territorial y de inclusión de los pueblos originarios (finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI); y la llegada paulatina de migrantes de la región y su visibilidad en nuestras principales ciudades (finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI), son temas abordados por parte de estas ONG´s que conocemos y que hoy han disminuido su participación no porque los problemas se hayan resuelto, sino porque existe una realidad diferente que merece otras explicaciones.

Es importante generar conciencia ciudadana en estos organismos, no solo apoyar verbalmente, sino, generando un cambio que permita que los grupos sociales y sus heterogéneas demandas logren cohesionarse y plantear acciones propositivas. Las redes sociales y las nuevas Tecnologías de la Información (TIC´s) son insumos necesarios e indispensables para reinventar a estas organizaciones; pero sin lugar a dudas el factor esencial para comprometer cambios y tener una mayor representatividad en ellos es la voluntad ciudadana, factor preponderante para lograr cambios, cohesionar voluntades y fomentar la participación ciudadana.

Probablemente este año 2016 seguirá destapando nuevas irregularidades de nuestras autoridades y de la clase política y empresarial, como el ya bullado caso de los préstamos a nuestros honorables o denominado “BanCongreso”, sin embargo sabemos que depende de nosotros proponer y realizar los cambios necesarios como sociedad.


Columna redactada por Héctor Pezoa Moraga. Profesor y Académico. Director de la Fundación de Integración y Desarrollo Social, FINDES. Max Iriarte Santoro.Cientista Político y Académico.

[1] Baja representatividad y legitimidad de partidos políticos de las dos grandes coaliciones del país: Nueva Mayoría y Alianza por Chile.

[2] Consideramos los casos más mediáticos que se han posicionado en la agenda pública del país: Caso PENTA, Caso Caval, Soquimich y CORPESCA.

[3]Botems C. 1986. Quelquesréflexios sur les organisationsinternationales non gouvernementales á travers une perspectivehistorique. En Bettatl M y Dupuy MP: Les ONG et le Droit International. Económica Paris. Francia.

Etiquetas de la entrada:
·
Categorías de la entrada:
Columnas

Cientista Político de la Universidad Central. Magíster en Estudios Internacionales de la Universidad de Chile. Docente de las Universidades Miguel de Cervantes, Academia Humanismo Cristiano y Universidad de Chile.

Dejar Comentario

Inicio