4 años atrás
2010 Visitas
6 0

Migrantes y la atención de su Salud

Escrito por

Desde el retorno de la democracia y debido a la estabilidad política, económica y a las condiciones de paz, tranquilidad y seguridad que nuestro país proyecta,Chile se ha convertido en una Nación receptora de Migrantes, especialmente desde nuestros países limítrofes y de la Región.Se estima que en la actualidad esa cifra supera en medio millón de personas extranjeras. El Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior de Chile, señala una cifra de 441.000 personas. Estos registros señalan también que esta población migrante mayoritariamente proviene desde Perú, Bolivia (especialmente en el Norte de nuestro país) y actualmente de Colombia.De acuerdo a convenios internacionales y a políticas públicas del país, se ha avanzado en iniciativas tendientes a desarrollar acciones de acogida para esta población, con el objeto de incorporarlos como usuarios de los servicios que nuestro Estado dispone y entrega.

En la actualidad se encuentran vigentes disposiciones básicas de atención y protección de la Maternidad. Una medida conjunta con nuestro Ministerio de Salud que brinda acciones especiales de protección a las mujeres migrantes que requieren servicios médicos al momento de dar a luz. Se trata de aquellas trabajadoras migrantes que, residiendo en nuestro país, queden embarazadas. Ellas pueden optar por un permiso de residencia temporaria al certificar que están controlando su embarazo en un Centro de Salud correspondiente a su domicilio y así lograr las prestaciones básicas de salud que requieren.Otro convenio (Resolución Exenta Nº 6.677 del año 2007), facilita el acceso al sistema público de salud a los niños, niñas y adolescentes migrantes menores de 18 años a la atención de su salud en los establecimientos de la Red Pública de Salud, en absoluta igualdad de condiciones que sus pares chilenos. Todo ello,de manera independiente de las condiciones de la situación migratoria de sus padres.

El Fondo Nacional de Salud (FONASA) y nuestro Ministerio del Interior firmaron, en noviembre de 2014, un Convenio que permitirá a los migrantes residentes en Chile acceder desde el primer día de estadía, a la atención de salud oportuna que ofrece la Red Pública, mientras completan sus trámites de Inmigración. Anteriormente debían esperar la tramitación completa de la Visa lo que generaba una situación de vulnerabilidad. Esta tramitación definitiva proporcionará las seguridades de salud, que son parte de las propuestas vigentes del actual Gobierno. Sin embargo, tenemos una realidad alentadora con estos mecanismos normativos e institucionales, pero queda pendiente un desafío de todos: la Integración Social en la Salud Pública. Todavía la Salud Pública no es de calidad, ni siquiera para nuestros propios compatriotas, por lo que hacer una política pública integral e inclusiva es necesario y tarea de todos: Gobierno, Gremios, Académicos, Sociedad Civil y Empresa Privada.


[1]Héctor Pezoa Moraga. Profesor y Académico. Director de la Fundación de Integración y Desarrollo Social, FINDES. Max Iriarte Santoro.Cientista Político y Académico.

Etiquetas de la entrada:
· · ·
Categorías de la entrada:
Columnas

Cientista Político de la Universidad Central. Magíster en Estudios Internacionales de la Universidad de Chile. Docente de las Universidades Miguel de Cervantes, Academia Humanismo Cristiano y Universidad de Chile.

Dejar Comentario

Inicio