Tips para el cuidado integral de la piel?

Además de ser el órgano más grande del cuerpo, la piel es la barrera que nos protege ante cualquier agente externo. Se encuentra expuesta de manera constante a radiaciones solares, la contaminación del aire y la suciedad de los ambientes en los cuales nos movemos.

El aspecto de la piel y su salud general se ve afectado de manera notoria por todos estos factores. Una correcta rutina integral del cuidado de la piel puede minimizar estos efectos y así lograr una piel saludable y luminosa.

Existen muchos productos en el mercado y marcas como La Roche o Isdin que ofrecen soluciones mágicas en el corto plazo. Es importante saber que, cuando se trata del cuidado de la piel, los efectos tardan en verse reflejados y los resultados siempre varían, ya que cada piel reacciona de manera distinta a un mismo producto.

Si eres de aquellos que está buscando mejorar el aspecto y la textura de tu piel, pero no sabes bien por donde comenzar, a continuación, verás un listado de tips que te ayudarán a orientarte y dar los primeros pasos en el mundo del skincare.

El skincare es para todo el mundo

Lo primero que debes saber es que el cuidado de la piel no sabe de géneros ni de edades. No importa si eres hombre o mujer, una buena rutina de piel puede cambiar tu vida. Además, nunca es tarde para comenzar.

No esperes a sentir tu piel deteriorada o a sufrir alguna afección, con cuidados básicos podrás ver mejoras significativas en el aspecto de tu piel.

Consulta con un profesional

Eso sí, si ya tienes algún tipo de problemática más compleja como acné severo, híper-pigmentación o brotes de rosácea, no dudes en consultar con tu dermatólogo de confianza. Esto te ahorrará tiempo y dinero ya que, con tan solo una mirada, el profesional podrá diagnosticarte y decirte exactamente el tratamiento que necesitas y quÉ productos debes comprar.

De otra manera, puede que termines desembolsando grandes cantidades de dinero en productos que pueden no solo no ayudarte a mejorar, sino también agravar tu condición inicial.

Primero, la limpieza

Lo más indispensable para tener una piel saludable es una correcta higiene. Todos los días debes lavarte la piel del rostro con algún producto destinado para este fin. Los jabones faciales en el mercado son cientos, para elegir el correcto asegúrate de que sea lo más gentil posible.

La mejor opción es un jabón syndet, que sea hipo-alergénico y sin fragancia para no irritar la piel. La limpieza puedes hacerla a la mañana y a la noche o solamente por la noche.

Masajea tu rostro con movimientos suaves para quitar cualquier rastro de suciedad que pueda estar en tu piel. Frota con cuidado en las zonas que tienden a acumular más residuos, como la zona T. Deja que el jabón emulsione y haga espuma.

No olvides limpiar también la piel del cuello y del escote. Una vez que esté todo limpio, retira el producto con agua templada y seca el excedente dando suaves golpes con una toalla limpia.

Hidratación

Una piel bien hidratada es una piel reluciente. Luego de la limpieza y con la piel ligeramente húmeda, puedes comenzar con la aplicación de productos con ingredientes hidratantes y que restauran la barrera de la piel.

No necesitas miles de productos, basta con una crema de calidad. La Roche Posay tiene los mejores productos del mercado, llenos de nutrientes y vitaminas, con una textura agradable y de fácil aplicación.

Existen distintos tipos de crema La Roche Posay, así que si no sabes qué tipo de piel tienes, busca fórmulas básicas. No olvides elegir productos hipo-alergénicos y sin fragancia y aplicarlos en el cuello y en el escote también. Tu piel te lo agradecerá.

Complementos

Una vez que ya tengas adoptada esta rutina básica de limpieza e hidratación, es momento de agregar productos que complementarán a tu piel y optimizarán los resultados.

Sérum la Roche Posay, esencias y tratamientos más intensos como cremas de noche son buenas alternativas para llevar tu rutina de skincare al próximo nivel.

Elige ingredientes que se complementen entre sí y no te dejes agobiar por la oferta del mercado. Las marcas líderes como La Roche Posay son siempre una buena opción.

El secreto mejor guardado

Si bien no hay productos mágicos, si hay uno que cambiará el aspecto de tu piel y es el protector solar. Si no usas protector solar todo el esfuerzo del resto de la rutina será en vano. La radiación solar causa daño permanente en el aspecto de la piel, potencia la aparición de arrugas y la híper-pigmentación.

No solo es una cuestión de apariencia, sin protección solar el riesgo a contraer cáncer de piel aumenta de manera significativa. Por todos estos motivos, el protector solar sin dudas se convertirá en tu mejor aliado en la rutina de cuidado de tu piel.

Existen miles de protectores solares en el mercado que varían en cuanto a precio, textura y fluidez. Tendrás que descubrir cuál es el producto que cumple con lo que deseas. Sin embargo, un muy buen protector solar para aquellas personas que no están acostumbradas a usarlo es el Isdin Fusion Water.

Protectores o cremas Isdin, por ejemplo, son los preferidos por su textura fluida y capacidad cubritiva. Se sienten ligeros como el agua y ofrecen horas de protección ante la radiación solar.

Otras recomendaciones

Si quieres profundizar los efectos de los productos o mejorar la textura de la piel, una buena alternativa son los procedimientos dermatológicos como peelings químicos, exfoliaciones con punta de diamante y tratamientos con luz pulsada y láser.

De más está decir que estos tratamientos deben llevarse a cabo por profesionales. No te dejes seducir por promociones y tratamientos baratos. En lo que respecta al cuidado de la piel y este tipo de procedimientos, lo barato tiende a salir caro.

Además, no olvides hidratar y cuidar la piel de todo tu cuerpo y la de tu familia. En distintas etapas de la vida la piel suele ser más sensible y necesita cuidados especiales, como es el caso de los bebés.

¿Qué estás esperando para cuidar tu piel?

Deja una respuesta